Puigdemont dice en Bruselas que acata las elecciones del 21-D y no regresará hasta que "haya garantías"

"No estoy aquí para pedir asilo político. Podemos garantizar mejor nuestros derechos y cumplir nuestras obligaciones desde aquí....



"No estoy aquí para pedir asilo político. Podemos garantizar mejor nuestros derechos y cumplir nuestras obligaciones desde aquí. ¿Cuándo regresaremos? Iremos decidiendo, cada día hay una evolución, dependerá de la información que tengamos. No hemos abandonado el gobierno, vamos a seguir el trabajo a pesar de la oposición". Ex presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado esta mañana desde Bruselas que permanecerá por un tiempo indefinido en "la capital europea", que apoya la celebración de elecciones el 21 de diciembre y que "respetará su resultado".

Igualmente, a pesar de que él mismo y puede que parte de sus antiguos consellers estarán en Bélgica, ha pedido que "quienes defendieron las escuelas el 1 de octubre, defiende el sistema institucional catalán".

"Vamos a apoyar las diferentes iniciativas que se han puesto en marcha para evitar que la aplicación el artículo 155 se lleve a la práctica y acabe desmontando el sistema institucional catalana. Apoyamos a sindicatos, a quienes se han quedado en su puesto de trabajo y le pedimos que hagan lo posible para evitar la demolición del sistema institucional". Tres consejeros cesados preguntados por este diario han señalado que no saben qué harán o si ellos también se quedarán en Bélgica, aunque sea de forma temporal. "No lo sabemos, ya veremos, no está decidido", ha explicado Joaquim Forn.

Preguntado expresamente por este tema, el president cesado ha dicho que volverá "cuando haya una serie de garantías que ahora mismo no existen. Hay una enorme violencia por parte del Estado. No hay ninguna protección. Cando se han hecho con el control de la policía catalana cesando a la persona que dirigió la operación tras los atentados de Barcelona quedó claro que no hay protección", ha señalado. "Depende, claro, de las circunstancias. Si hubiera garantías inmediatas de un trato justo, si la reacción del Estado fuera neutral y nos garantizara a todos la separación de poderes, si garantizaran eso retornaría inmediatamente", zanjó.

En una mesa, con la bandera catalana y la europea de fondo, y acompañado de Joaquim Forn, Meritxell Borràs, Toni Comín, Dolors Bassa, Meritxell Serret, Lluis Puig y Clara Ponsatí. Pero sin la presencia de su abogado belga, Paul Bekaert, Puigdemont ha arremetido contra el Gobierno y el fiscal Maza "cuya querella no se sustenta jurídicamente y ha sido reprobada por el Parlamento español".

"Este gobierno podría haber optado por mandar a sus funcionarios a una disputa por la hegemonía, pero ha preferido garantizar que no haya violencia. No se puede construir la república desde la violencia. Si el estado quiere que sea así, será su decisión pero no nos puede arrastrar a un escenario que todo el movimiento soberanista ha rechazado de forma consistente. El Gobierno dijo que no pondría a los funcionarios en una situación de riesgo. No les obligaremos a tomar partido, son servidores del país por encima de todo. Si el precio es retrasar el despliegue de la república, es un precio razonable en la Europa del siglo XXI", ha señalado el ex president.

En su intervención, Puigdemont ha sido claro sobre las elecciones. "Nosotros vamos a respetar los resultados de las elecciones convocadas el 21 de diciembre. ¿Harán ellos lo mismo? ¿El bloque del 155 va a respetar el resultado de las urnas? ¿Lo hará el Estado si hay mayoría de fuerzas independentistas? Nosotros sí y la mayoría de la población catalana, también".
Los motivos de su viaje

Puigdemont ha intentado aclarar los motivos que le han llevado a viajar a Bruselas y a dejar Cataluña. Ha explicado que han sido cuatro:

1. Por una parte, evidenciar, a su juicio "el grave déficit democrático que se da a día de hoy en el Estado español", señalando que la Justicia en España está politizada. Se ha referido directamente a la querella que la Fiscalía General del Estado ha presentado contra él, los ex miembros del Govern y ex miembros de la Mesa del Parlamento catalán por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos.

2. Segundo, asegurar al mundo que aunque buena parte de su "gobierno legítimo" esté en Bruselas, otra parte se ha quedado en Cataluña para "seguir trabajando" y que "vamos a defender que la querella del Estado es una querella política. Por lo que nos vamos a defender de manera política con los límites que suponen nuestra estrategia de no confrontación".

3. Tercero, que harán todo lo posible para "apoyar las iniciativas para que el 155 no se lleve a la práctica".

4. Y, por último, decirle al Gobierno central que "las elecciones son un reto democrático y no nos dan miedo los retos democráticos". A su parecer, los comicios convocados son "un plebiscito para legitimar el 155".

Puigdemont ha llegado a la sede de la Asociación de Prensa Internacional de Bruselas apenas unos minutos antes de empezar la rueda de prensa. La sala no parecía la más apropiada para el evento, con capacidad para apenas cincuenta sillas cuando más de 200 personas trataban de apiñarse. Sin conexión a internet ni apenas cobertura para los teléfonos móviles y los equipos de televisión. A las puertas, unas decenas de personas, banderas española, gritos de "sinvergüenza" contra el president cesado.

Desde su llegada en la víspera a la capital comunitaria, Puigdemont sólo había sido visto apenas una hora antes, cuando un grupo de periodistas lo vio entrar en la sede de la European Free Alliance, el grupo de la Eurocámara que acoge a los movimientos independentistas, separatistas y regionalistas. El equipo de Puigdemont, coordinado por los eurodiputados Ramón Tremosa, Josep María Terricabras y Jordi Solé y sus asistentes, había tratado de reservar una sala más grande en el Residence Palace, un edificio situado justo en frente del Consejo europeo y en el que tienen su sede muchos medios europeos. Las instalaciones son sin embargo del Gobierno Federal, y según el diario Le Soir, la gerencia optó por rechazar la solicitud, lo que obligó a improvisar un nuevo lugar.

En todo momento, Puigdemont ha tratado de evitar problemas con sus colegas nacionalistas flamencos, señalando que "está en Bruselas y no en Bélgica", que no va a mantener contacto con políticos locales y que no quiere mezclar asuntos diferentes.
Al despiste

La noticia de su huida se conocía poco después de que la Fiscalía anunciara una querella contra toda la Generalitat destituida y contra varios miembros de la Mesa del Parlament. Después de un fin de semana de distensión en Gerona -no ha dado instrucciones a los separatistas sobre qué hacer después de que el viernes proclamara la independencia-, Puigdemont jugó al despiste hasta el último minuto.

El lunes publicó en las redes sociales una imagen desde el interior del Palau de la Generalitat, para hacer creer que se encontraba dentro. Pero, en realidad, Puigdemont ha decidido ceder al Estado el control de la administración catalana sin oponer resistencia y marcharse a Bruselas.

Le acompañan Joaquim Forn, Meritxell Borràs, Toni Comín, Clara Ponsatí, Dolors Bassa, Meritxell Serret y Lluis Puig. Del traslado no tenía constancia previa casi ningún dirigente de los partidos independentistas, que encajaron el anuncio con "perplejidad".
Contrata a un abogado de etarras

"Sí, soy el abogado de Carles Puigdemont". El polémico Paul Bekaert, el hombre que en las últimas décadas ha defendido a varios miembros de la banda terrorista ETA residentes en Bélgica para impedir su extradición, confirmó anoche a EL MUNDO que acababa de "aceptar como cliente al señor Puigdemont" y que será el encargado de asesorarle a partir de ahora. "No puedo explicarle de qué hemos hablado porque me ampara el secreto profesional. Está en Bélgica, he hablado con él y desde hoy es mi cliente", explicó Bekaert, que horas antes había descartado esos contactos.

¿Ha ido Puigdemont a pedir asilo a Bélgica? "No está decidido todavía", dejó abierta la puerta su representante. El letrado tiene su despacho en la localidad flamenca de Tielt. Preguntado por si se ha encontrado allí o en persona con el ex presidente de la Generalitat prefirió no responder: "No puedo dar detalles de su ubicación". Pero insistió en que el único cliente es Puigdemont, y nadie más de su ex Govern.

Bekaert es bien conocido en Bélgica y por las autoridades españolas. Se encargó de la defensa los de los presuntos colaboradores de ETA Luis Moreno y Raquel García, cuya extradición a España fue rechazada. Y de la de Ventura Tomé o Natividad Jaúregui, alias Pepona, fugada en 1979 para la que España ha pedido y tramita la extradición, tras las tres órdenes de arresto dictadas por la Audiencia Nacional en 2004, 2005 y 2015. "Llevo más de 20 años llevando expedientes sobre España, tengo mucha experiencia en extradiciones y asilo", aseguró.

Según su análisis, la legislación europea, que cierra la puerta al asilo, no importa demasiado. "El Tratado de Ámsterdam eliminó el asilo político, pero Bélgica no lo ha aceptado. Aquí todo el mundo puede pedirlo. Yo lo he hecho en el pasado para tres españoles. El comisario responsable no estuvo de acuerdo y no los concedió, pero dijo que era competente para decidirlo. Cada caso es diferente", advirtió.

Dónde se vieron y qué hizo el ex presidente todo el día sigue siendo un misterio. En la capital comunitaria no lo vio absolutamente nadie. No hubo fotos, reuniones oficiales ni comparecencias. "No lo hemos invitado". "No estamos al corriente del paradero del señor Puigdemont ni hemos hablado con él". "No hay ninguna cita ni estaba previsto un encuentro, es semana de vacaciones".

Los mensajes se repitieron desde todas las instancias: la oficina del ministro presidente flamenco, aliado en la distancia del independentismo catalán; el Parlamento flamenco; el ministro del Interior; la Secretaría de Estado de Inmigración belga; el Gobierno federal; el grupo de la Eurocámara que acoge a los movimientos independentistas; la N-VA, el partido nacionalista flamenco; y todas las asociaciones con vínculos y simpatías hacia el procés.
Los partidos belgas piden explicaciones

La simple llegada de Puigdemont a Bruselas logró la atención mediática y política. La mera posibilidad de una petición de asilo y su viaje están creando una crisis política en un país, Bélgica, cuyo Gobierno preside un liberal francófono en una coalición imposible con cuatro partidos flamencos, incluido la N-VA. La oposición pidió explicaciones, la prensa exige dimisiones y la situación le puede estallar en las manos al primer ministro.

El plan de Puigdemont es que esto se convierta en un asunto europeo, por las buenas o por las malas. Si Bélgica optara por darle asilo, algo altamente improbable por la legislación comunitaria, sería mediante una fórmula que obligaría a que el Consejo Europeo, los 28 jefes de Estado y de Gobierno, fueran informados y se tuvieran que implicar. Por no hablar de la tremenda crisis diplomática que se generaría con Madrid. Pero incluso si no hace la petición y sólo se quedara en Bruselas un tiempo, quedaría en manos de un juez decidir sobre su extradición.
El PP: se ha ido "por desesperación"

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha asegurado que el viaje a Bruselas es fruto de la "desesperación". En rueda de prensa tras el Comité Ejecutivo Nacional del PP, y preguntado al respecto, Maillo ha dicho que ve "una contradicción" que Puigdemont se haya trasladado a la capital de las instituciones europeas "donde uno de los grandes valores es la defensa del Estado de Derecho, de la legalidad y de los valores constitucionales". "Para eso que se quede en casa, es un desatino y una muestra de desesperación", ha añadido el dirigente popular.

//El Mundo//

Comentarios

Cabildeo2
Nombre

_accidente 360 Actualidad Actualidad2 APC1 APC2 APC3 APC4 APC5 Archivo fotos Cabildeo en el MUNDO Ciencia Ciudad Cultura demo Destacado2 Especial1 Especial2 Galería humor Investigación Noticias Olimpiadas Opinión Tecnología Vídeo Noticia
false
ltr
item
Amalia Pando Cabildeo: Puigdemont dice en Bruselas que acata las elecciones del 21-D y no regresará hasta que "haya garantías"
Puigdemont dice en Bruselas que acata las elecciones del 21-D y no regresará hasta que "haya garantías"
https://2.bp.blogspot.com/-j-m82CLF-fw/Wfh-Y1DuqVI/AAAAAAAAPCI/ntQ2t3ipwi0wEKYxeddtM3dYLK8ViGNDACLcBGAs/s640/402.jpeg
https://2.bp.blogspot.com/-j-m82CLF-fw/Wfh-Y1DuqVI/AAAAAAAAPCI/ntQ2t3ipwi0wEKYxeddtM3dYLK8ViGNDACLcBGAs/s72-c/402.jpeg
Amalia Pando Cabildeo
http://www.amaliapandocabildeo.com/2017/10/puigdemont-dice-en-bruselas-que-acata.html
http://www.amaliapandocabildeo.com/
http://www.amaliapandocabildeo.com/
http://www.amaliapandocabildeo.com/2017/10/puigdemont-dice-en-bruselas-que-acata.html
true
3886849295089215804
UTF-8
No se encontró ningún contenido Ver todo Seguir Leyendo Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Recomendado para ti Categoría Historial SEARCH Todos los posts No se ha encontrado lo que estabas buscando Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene feb mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic en este momento hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hace más de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Por favor comparte para desbloquear Copiar todo el código Seccionar todo el código Todo el código será copiado a tu clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy